¿Es rentable la energía solar para Agua Caliente?

20 Octubre 2018

Para aprender a correr primero hay que dar un paso.

Es normal que toda familia que está agusto en casa y que tiene todo lo que estima necesario para vivir dentro de sus posibilidades, cualquier cambio le genera inseguridad y sobre todo le incomoda; porque el pensar y valorar otras opciones le quita tiempo para dedicárselo a su familia. Su tiempo es oro. Hoy día, el ritmo de vida no nos permite pararnos para reflexionar y valorar otras opciones; en la mayoría de los casos preferimos estar con lo que estamos por miedo al cambio, o por pensar que no se tiene una posición económica favorable para acceder a dicho cambio.

Todos hemos tenido un termo de butano o termo eléctrico y hemos sufrido lo que es estar en medio de una ducha y acabarse la botella de butano o el agua del termo, y no es nada agradable en invierno estar en esa situación. O darse cuenta de que se ha averiado el termo eléctrico o el termo de butano y hay que bañar a los niños; hay multitud de situaciones que ocurren con mucha frecuencia, que nos plantean puntualmente el instalar placas solares para calentar el agua.

 

Además, todos recibimos “la dolorosa” cada mes o cada dos meses, y nos damos cuenta de que la comodidad tiene un elevado precio. Para poder calentar el agua se gasta una media de 250,00 € al año con calentador de botella de butano (teniendo en cuenta que, en el mejor de los casos, gastamos 2 botellas durante los meses de invierno y 1 botella durante el resto de meses), y unos 600,00 € al año con calentador eléctrico; hoy día la comodidad del eléctrico supone duplicar el coste.

El tener un termo de butano tiene de positivo que el precio es más estable, pero nosotros tenemos que ir a por ella, y por contra, tenemos que tener un espacio en casa para tenerla allí disponible; con el riesgo que ello supone.

Las tarifas de luz y gas, combinadas, son uno de los productos del momento. Gracias a la idea de ahorrar uniendo servicios, muchos consumidores empiezan a plantearse si sale a cuenta dejar la bombona de butano y pasarse al gas natural.  La diferencia es que no se requiere reservar un espacio en nuestro hogar, y por otra parte, requiere la instalación central en el edificio, exige el pago del impuesto de hidrocarburos y el precio lo pone cada comercializadora. Ahora bien, debemos tener en cuenta que la mayoría de las ofertas combinadas de luz y gas son para consumos de gas mínimo de 5.000 kWh. Así pues, hagamos las cuentas con los precios que se aplican a la TUR2 (mínimo 5.000 kWh anuales):

 

 

En este caso, la diferencia es más del doble respecto a lo que gastaríamos con la bombona de butano. En conclusión, antes de contratar cualquier tarifa de gas natural debemos plantearnos el tipo de consumo, ya que, si solo necesitamos el suministro para tener agua caliente y cocinar, no merece la pena a no ser que seamos una familia grande o queramos calefacción central.

Teniendo en cuenta que, según lo publicado en el artículo anterior, sobre las razones para cambiar a una energía limpia en lugar de las energías fósiles actuales, paso a desarrollar de forma económica porque es viable el cambio a la energía solar, sobre todo en ciudades que fomentan y apoyan las energías renovables, como mi ciudad natal, CÓRDOBA.

 

 

Según menciona la Ordenanza Fiscal nº 300 aplicable para determinar el Impuesto sobre bienes inmuebles que corresponden al Ayuntamiento de Córdoba:

“ ... 6.- Tendrán derecho a una bonificación del 50 por 100 en la cuota íntegra del impuesto aquellos sujetos pasivos que instalen en su vivienda habitual y permanente, sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar para autoconsumo, siempre y cuando la instalación haya sido realizada con carácter voluntario por el sujeto pasivo y no responda a obligaciones derivadas de la normativa vigente. 

 La bonificación se aplicará con el límite del coste de la instalación que soporte el sujeto pasivo, excluyéndose de dicho coste, las subvenciones, incentivos o ayudas públicas o privadas concedidas al efecto. Este beneficio fiscal solo resultará aplicable a una única vivienda, que deberá corresponder al domicilio habitual y permanente del sujeto pasivo y de su unidad familiar. No podrán acceder a la bonificación aquellas viviendas que estén fuera de ordenación urbana, o situadas en zonas no legalizadas. La aplicación de esta bonificación estará condicionada a que las instalaciones para producción de calor incluyan colectores que dispongan de la correspondiente homologación por la Administración competente. La bonificación tiene carácter rogado, debiendo solicitarse por el sujeto pasivo en el plazo de tres meses desde la conclusión de la instalación, aplicándose a partir del ejercicio siguiente al de la citada instalación, siendo necesario acompañar la documentación justificativa de los extremos contenidos en este punto que al objeto le requiera este Excmo. Ayuntamiento. ...”.

En base a esta ordenanza toda familia que decida instalar en su vivienda habitual y que cumpla los requisitos que se indican, tendrá derecho a que se le devuelva hasta el valor del coste de la instalación, vía bonificación del 50% en la cuota íntegra del IBI. Hagamos un esquema para que veamos de forma clara que significa esto.

Supongamos que el valor catastral de una vivienda media en el término de Córdoba es de 500,00 €. Al instalar las placas solares en la vivienda, tendremos derecho a una bonificación en el IBI de 250 € cada año (50% de la cuota íntegra).

¿Durante cuánto tiempo tendremos esta bonificación?

Hasta que el importe bonificado durante los siguientes años se iguale al coste de la instalación de las placas solares. Con lo cual, la inversión destinada para realizar la instalación de las placas solares la recuperaremos año a año a razón de 250 €.

Sabiendo que la inversión con el paso de los años la recuperamos integra; lo cual es una tranquilidad. A ello hay que sumar el ahorro que nos habrá supuesto desde que realizamos el cambio a una energía limpia, como la energía solar, que os voy a hacer un esquema para que podáis tomar una decisión en base a lo que os voy a mostrar:  

Para viviendas con termo de butano:

Se reduce el consumo de las botellas a 5 al año x 14,61€, es decir 73,05 €/año. Si gastábamos inicialmente 233,76 €, y ahora gastamos 73,05 €, habremos conseguido ahorrar 160,71 €/año.

  • El ahorro obtenido en 5 años es de 803,55 Euros.
  • El ahorro obtenido en 10 años es de 1.607,10 Euros.
  • El ahorro obtenido en 15 años es de 2.410,65 Euros.
  • El ahorro obtenido en 20 años es de 3.214,20 Euros

Haciendo lo mismo para viviendas con termo eléctrico, se reduce el consumo en 429,12 €/año.

  • El ahorro obtenido en 5 años es de 2.145,60 Euros.
  • El ahorro obtenido en 10 años es de 4291,20 Euros.
  • El ahorro obtenido en 15 años es de 6.436,80 Euros.
  • El ahorro obtenido en 20 años es de 8.582,40 Euros.

Para aquellas personas que les gusta profundizar más en temas de índole financiera, decir que es como si hubiésemos invertido en un fondo de inversión que nos genera unos intereses a nuestro favor de un 6,67% TAE, y que se hacen efectivos mes a mes.

Teniendo en cuenta que el TAE que ofrecen depósitos a 10 años y en otros países, como la entidad italiana BANCA SISTEMA que ofrece el 2,01% TAE, si tuviésemos que equiparar el ahorro obtenido con el interés obtenido por este banco, sería igual que invertir las siguientes cantidades:

 * 10/2018 DEPOSITO a 10 años de 17.700,00€

Este Depósito nos producirá una ganancia el 10/2028 de 3.858,00 €

 * 10/2028 Se reinvierte en el mismo DEPOSITO a 10 años, esta vez la suma del anterior más la ganancia, es decir, 21.558,00 €

Este Depósito nos producirá una ganancia el 10/2038 de 4.700,00 €.

Con la salvedad que ese dinero no se puede recuperar hasta que pase ese periodo de tiempo, si se quiere obtener esa rentabilidad. En nuestro caso, se va recuperando todos los años a razón de un 50% del valor del IBI. Con la salvedad que las ganancias patrimoniales de los depósitos pagan impuestos, y el ahorro que hemos generado nosotros no.

Si, ya lo sé.  Ahora me dirás que tu inconveniente es únicamente que no tienes la posibilidad de disponer del dinero que requiere hacer la inversión inicial. ¿Acaso disponemos del dinero cuando nos decidimos a comprar una vivienda o a comprar un coche hoy día? Pues sí. Con las placas solares puedes hacer exactamente lo mismo. Sólo que cuando tu inviertes en la vivienda, la vivienda no hace que crezca tu cartera. Si inviertes en las placas solares, produces dinero mediante el ahorro.

Teniendo en cuenta que el dinero de la inversión lo vas a recuperar, cosa que cuando compras una casa no; y considerando los ahorros obtenidos anteriormente, te voy a indicar en una tabla lo que te ha producido de ganancia (ahorro) la instalación de las placas solares, siguiendo el ejemplo anterior con una vivienda que paga un IBI de 500,00€:

(1) Para el cálculo del ahorro de consumo se ha tenido en cuenta el consumo eléctrico para una familia de 4 miembros y una subida anual de un 1%, permaneciendo el resto de las variables constantes. En 20 años se obtiene un ahorro que supone 2,94 veces el coste de la instalación de las placas solares.

(2) Se va a recuperar el total del coste de las placas solares, a razón del 50% del IBI por cada año.

 (3) Suponiendo que no disponemos de dinero para afrontar la inversión de la instalación, hemos supuesto la concesión de un préstamo al consumo por el importe del total del coste de la inversión, es decir, 3650,00 €, al 7% y en 72 plazos.

 (4) Como podemos ver, es solo el primer año el que supondrá un desequilibrio mayor, producido porque no tendremos el primer año la bonificación en el IBI, ya que se aplicará a partir del año siguiente; pero si dividimos esos 301,58€ entre 12 meses, estaríamos hablando que serían 25,13€ al mes. Por tanto, como podemos determinar tras los resultados obtenidos, ese es el efecto económico real máximo que soportará nuestra economía familiar. Como podemos ver, a partir del segundo año, se reduce drásticamente de 4,00 €/mes hasta 2,25 €/mes el sexto año. Y a partir del año séptimo, tenemos un saldo a nuestro favor mensual de 64,15 €/mes, que irá incrementando con el paso del tiempo; hasta que se recupere el 100% del coste de la inversión (como hemos dicho anteriormente, vía bonificaciones en el IBI). A partir de ese punto, seguimos teniendo un saldo a nuestro favor de 47,41 €/mes que irá incrementándose conforme aumento el precio del kWh de nuestra factura de la luz.

 

Como hemos visto en la tabla anterior, ¿quién no está dispuesto a gastar cada mes 25,13 € para tener esta comodidad y además siendo con ello más respetuoso con el medio ambiente? Hoy día ya nos gastamos la mitad de eso en unos zapatos, o en alguna cosa que se nos antoja que solo nos vale para el momento en el que la compramos. Pero es que, si a esto sumamos que, pasado el primer año, nos costará lo mismo al mes que lo que gastamos en un desayuno una mañana, es decir 4,00 € ... Hay muchos más argumentos, pero creo que hasta aquí ya he conseguido que muchas familias tengan más información para afrontar este cambio, que es sumamente necesario, tanto para la economía familiar, como para mitigar la contaminación por los gases invernadero.

                Aprovecho la ocasión para que nos visites en nuestra web y conozcas de primera mano nuestros productos y sus características. Además si al leer este artículo, te ha generado dudas o quieres que te informemos acerca de las diferentes situaciones que se pueden generar, acerca de las ayudas que hay en tu municipio o autonomía, o simplemente información de cómo puedes llevar a cabo la instalación de placas en tu vivienda, no dudes en contactar con nosotros a través de nuestra página web; no tendremos ningún inconveniente en contactar contigo, y de la noche a la mañana verás cómo hacemos que tu hogar sea más confortable, y que la subida del coste de las energías fósiles no te afecte tanto.

I.L.
Buscador

Contacto

Suscríbete a nuestras novedades

Déjanos tu e-mail y te mantendremos informado...

© Copyright Menentcorp SLU | Aviso legal | Política de privacidad | Cookies | Desarrollo web: MNT

Impuestos incluidosInicioContacto
Ajustes de privacidad
Decide qué cookies quieres permitir.
Puedes cambiar estos ajustes en cualquier momento. Sin embargo, esto puede hacer que algunas funciones dejen de estar disponibles.
Este sitio web no podrá:
    Este sitio web podrá:
      INDICE